El 7D en Santiago: la adecuación de los grupos mediáticos locales y las nuevas autoridades en el Afsca

288

 

Por Ernesto Picco
Conicet-UNSE – UCSE – ernesto_picco20@hotmail.com
El 7D se avecina como un cielo que se va oscureciendo aún sin saber muy bien que tormentas va a desatar. Los meteorólogos de la política nacional se concentran en anunciar tempestades vinculadas al Grupo Clarín, pero lo cierto es que hay alrededor de 26 grupos empresarios que se encuentran en necesidad de desinvertir para adecuarse a la Ley de Medios, y algunos de ellos se encuentran en Santiago del Estero. ¿Cuál es, entonces, el clima que se vive en nuestra provincia, en esta hora crucial?Hay dos noticias importantes que han pasado casi desapercibidas en torno a este tema. La primera tiene que ver con una reunión que tuvo lugar hace poco más de una semana en Buenos Aires, con protagonistas santiagueños. El pasado jueves 11 de octubre, el flamante titular de Afsca, Martín Sabbatella, sentó a su mesa a Néstor Ick. El encuentro formó parte de una serie de reuniones que desde el organismo se puso en marcha, con la idea de convocar a los empresarios de todo el país que deben adecuarse a la ley, para discutir los planes de desinversión e intentar avanzar con los procesos en buenos términos. ¿En qué aspectos tiene que adecuarse el Grupo Ick a la nueva norma? Hay dos que son muy importantes. En primer lugar, la ley no permite que una misma persona física o jurídica sea propietaria de un canal de aire y de una empresa cableoperadora. En este caso, la desinversión del grupo debería pasar por deshacerse de las acciones que posee en TIC, para poder continuar administrando Canal 7. El segundo punto tiene que ver con la incompatibilidad que presentaría el Grupo Ick por ser accionista de la empresa Edese, ya que la ley prohíbe que un titular de una licencia de televisión o radio sea propietario o accionista de una empresa que sea proveedora de un servicio público nacional, provincial o municipal.Aunque no trascendió oficialmente qué se discutió en la reunión con Sabatella, distintas fuentes consultadas señalaron que desde el Grupo Ick habría buena predisposición para adecuarse a la norma, y que ya estaría en preparación el plan de desinversión. Esto, aún a pesar de haber sido uno de los primeros grupos empresarios del país en pedir una medida cautelar para impedir la aplicación del artículo 161.Con TIC el trámite sería relativamente sencillo, ya que el Grupo Ick sólo posee un 12% de las acciones. El resto está en manos del Grupo Vila (70%), el Grupo Castiglione (15%), y de Juan Carlos Biagioli (3%). La incógnita es qué pasará con Edese, donde el grupo posee el 51% de las acciones. Por lo pronto, ya suenan dos apellidos como posibles destinatarios de las acciones que el grupo tenga que transferir en ambas empresas: tanto el de Biagioli, como el de Mackeprang, ambos empresarios cercanos a la familia Ick.Es posible que también deba adecuar su propiedad en el espectro radiofónico, ya que la ley permite tener solo hasta una licencia de AM y dos de FM. El grupo posee Radio Panorama en AM y FM, y Meridiano y Capital en FM.El Grupo Cantos, que es el otro gran multimedios de la provincia, en principio no incurriría en ninguna infracción importante a la ley una vez que entre en vigencia el artículo 161, a partir del 7 de diciembre. Se encuentra en una situación parecida a la del Grupo Ick en lo que respecta a las radios, ya que tiene LV11 en versión AM y FM, y tiene luego las radios Popular y Aspen solamente en FM. Es decir que ambos grupos tendrían una licencia más de lo que la ley permite.Por otra parte, en el futuro cercano, lo que ambos grupos deberán tener en cuenta es el cupo de producción local que se exige tanto a los canales como a las emisoras de radio. Para la televisión, se establece que los canales de aire de localidades con más de 600.000 habitantes, deberán emitir un mínimo del 15% de producción local independiente. En tanto, el 50% de la producción de las radios debe ser propia, lo que implicaría la posible generación de nuevos puestos de trabajo, sobre todo en las radios FM de ambos grupos cuyo contenido es bajado de radios de Buenos Aires. Este último ítem deberá ser especialmente tenido en cuenta por varios pequeños licenciatarios locales que poseen grupos de FMs que bajan señales porteñas, con casi nula producción propia y a bajísimos costos de funcionamiento. Pablo Gogna, nuevo titular de Afca en Santiago. La otra noticia importante fue la designación de Pablo Gogna como titular de la delegación local del Afsca, que se dio a conocer el pasado martes 16 de octubre. El cargo había sido ocupado hasta aquí por la joven abogada Ana Milki, hija del histórico dirigente del PJ, Daniel Milki, quien había llevado adelante una gestión de un marcado perfil bajo.Arquitecto de profesión, Gogna es más bien ajeno a los medios de comunicación, y su elección probablemente ha estado basada en que es uno de los militantes más experimentados de la versión local de Nuevo Encuentro, que nuclea la expresión santiagueña del sabbatellismo. Gogna militó muchos años en las filas del Partido Comunista, y en la década del 90 fue, después del santiagueñazo, uno de los dirigentes principales de la agrupación Memoria y Participación. En 2004 integró también las filas de la Multisectorial, expresión política que agrupaba a dirigentes vinculados a las organizaciones de derechos humanos y agrupaciones políticas de centroizquierda.La puesta en funciones de Gogna es inminente. El pasado miércoles 17 por la mañana ya se apersonó en las oficinas de Afsca en calle 9 de julio para interiorizarse con la situación que allí se presente.
Por su perfil y su larga tradición militante, es posible que Gogna asuma un papel más activo que sus antecesores en el Afsca y el Comfer. Tendrá un papel fundamental en seguir de cerca las adecuaciones de los empresarios mediáticos a la norma, pero también en el proceso que se lleve adelante con las licitaciones para el otorgamiento de nuevas frecuencias de radio y televisión a empresas privadas y sin fines de lucro.